Cascos de moto de fibra de carbono, ¿Por qué más resistentes y ligeros? - Gafas de sol de fibra de carbono - Graffit Eyewear Cascos de moto de fibra de carbono, ¿Por qué más resistentes y ligeros? - Gafas de sol de fibra de carbono - Graffit Eyewear

Cascos de moto de fibra de carbono, ¿Por qué más resistentes y ligeros?

A la hora de subirse a una moto no se puede prescindir del casco, pues este es el único accesorio obligatorio que debemos llevar. Aunque ya existen las homologaciones que deben cumplir los cascos para ser legales en nuestro país y en el resto de Europa, siempre es recomendable escoger uno de gran calidad pues con este nos protegemos la cabeza, un área muy sensible de nuestro cuerpo.

No obstante, cuando te acabas de sacar el carné y apenas tienes experiencia, no sueles tener mucha idea sobre las características que debe tener un casco o los atributos que no puedes dejar pasar para disfrutar de la máxima protección y comodidad cuando estés encima de tu moto. Por lo general, un casco tiene que responder al estilo de tu moto y pilotaje, así como a la talla que usas.

Así, gracias a la resistencia y ligereza de la que gozan los productos fabricados con fibra de carbono este material se usa en diversos campos y artículos, destacando sobre todo en el mundo automotriz.

Aunque en muchas ocasiones se use la fibra de carbono en los coches con un propósito fundamentalmente estético, también se busca conseguir un alto rendimiento, de ahí que se fabriquen capós, llantas e incluso chasis y carrocerías. Este material aporta ligereza, resistencia, alto rendimiento, etc.

Hay que tener en cuenta que el uso de la fibra de carbono no se limita a los automóviles pues también está presente en los vehículos de dos ruedas. En el caso de las motos, además de su uso para el aspecto y diseño exterior, también se elaboran llantas, tubos de escape y protectores para el tanque de combustibles, guantes muy resistentes y cascos de protección con fibra de carbono.

Como ya hemos señalado con anterioridad, la fibra de carbono proporciona un aspecto selecto y sofisticado a estos vehículos, otorgándoles una elegancia única. Y es que, además de vehículos, también hay accesorios elaborados con este magnífico material.

fibra de carbono

Máxima protección con los cascos de fibra de carbono

Los amantes de las motos siempre buscan comodidad y seguridad a la hora de usar sus motocicletas. Y qué mejor manera de lograrlo que cuidando la cabeza y el rostro, tarea que se delega en su totalidad a los cascos de protección. Y es que la fibra de carbono ofrece dos de las características más importantes: resistencia ante los impactos y ligereza.

En los cascos de protección, ya sean integrales o modulares, se valora la ligereza y la rigidez que aporta la fibra de carbono. Este material empezó a usarse para la fabricación de cascos porque proporciona más resistencia y ligereza que un casco convencional, pues hay que tener en cuenta que una de las desventajas de estos productos es su elevado peso ya que con el paso del tiempo pueden desarrollar problemas relacionados con la cabeza y el cuello.

Los cascos fabricados con fibra de carbono suelen tener un peso muy reducido, aproximadamente de un 50% menos que el resto de los cascos de tamaños grandes o extragrandes. De hecho, gracias a su reducido peso facilitan los movimientos de lado a lado.

Pero, no solo la ligereza es su punto fuerte, ya que la rigidez es otra gran característica, pues ayuda a reducir la fatiga y aliviar las lesiones en el cuello y el cráneo causados por el peso. Además, proporcionan una comodidad inigualable que disminuye la fatiga del conductor sobre todo en los viajes largos.

Los cascos integrales de fibra de carbono ofrecen una alta resistencia al levantamiento dinámico lo que te permite ir a gran velocidad sin perder el balance, pudiendo revisar tu punto ciego sin complicaciones. Además, tienen una carcasa liviana y facilitan la corriente de aire saludable lo que hace que sean perfectos para el verano.

fibra de carbono

Alta calidad Asegurada

Estos cascos pasan por un proceso de prueba de alta calidad donde se examina su capacidad de resistencia a impactos en accidentes, se prueba su resistencia y la efectividad que tiene ante los impactos fuertes. Además, se ha comprobado que los cascos elaborados con fibra de carbono no son inflamables ni conductores eléctricos, absorben los impactos y aíslan las vibraciones, por lo que son muy seguros en caso de accidentes con explosiones.

No obstante, hay que tener en cuenta que no todos los cascos son seguros y cómodos. Siempre es conveniente fijarse en que cumplen con los estándares mínimos de seguridad, y que poseen una estructura sólida, una ventilación adecuada y que ofrecen comodidad a los usuarios.

La fibra de carbono ofrece tanto unos cascos resisten y ligeros como elegantes y sofisticados. Por ello, si quieres la máxima protección mientras conduces tu moto, no olvides elegir el casco que mejor se adapte a tus necesidades y el que más resistencia ofrezca ante impactos. Una buena protección es esencial a la hora de salir a la carretera.

Deja un comentario